OV-CHIPKAART

  • Anónima:

Es una tarjeta monedero. Al comprarla abonas 7,5 euros y luego la puedes recargar con el dinero que quieras y te permite pagar solo por el trayecto que haces.
Al subirte a un medio de transporte público tienes que hacer el check in  y el check out al salir.
Al ser anónima la puedes compartir, es decir, si no utilizas el transporte a diario se la puedes dejar a tu pareja, amigos, etc. Pero no la pueden utilizar al mismo tiempo varias personas, así que si vais juntos necesitareis una tarjeta para cada uno.
  • Personal:

Si viajas a diario en transporte público te interesa pedirte cuanto antes una OV-Chipkaartpersonalizada. Comprar la tarjeta te costará igual que la anónima 7, 60 euros y tiene una validez de 5 años.
Esta es la única tarjeta que te permite recargar en ella los abonos mensuales (que tienen diferentes precios dependiendo  de las zonas que cubras en tu trayecto y también donde vivas); o anuales.
Puedes solicitarla online,  para lo cual necesitarás una foto carné, una cuenta bancaria en Holanda y una dirección donde recibirla.

  • Algunas cosas a tener en cuenta con las OV-Chipkaart:
-    Dónde comprar la tarjeta OV: La OV anónima la puedes comprar en la oficina de GVB Tickets & Info, en las taquillas o máquinas expendedoras de estaciones de metro y tren y también en algunos quioscos.


-      Dónde recargar la tarjeta OV: Tanto en estancos como en supermercados, estaciones de transporte público, paradas de metro y estaciones de tren, hay máquinas para recargar la tarjeta; en varias tiendas especializadas de trabajo como Primera; en algún Bruna, en las oficinas de venta de billetes o en la oficina de Tickets & Info de Ámsterdam.
Las tarjetas OVpersonalizadas puedes solicitar que se recargue automáticamente enlazándola a tu cuenta bancaria (holandesa). Los productos mensuales los puedes recargar en una oficina de ventas de billetes o en la oficina de Tickets & Info de Ámsterdam.

-      Cómo recargar la tarjeta OV en las máquinas: Pones la tarjeta en un lector, en la pantalla seleccionas la opción de Opladen (o puedes seleccionarlo en inglés Reload). Seleccionas la cantidad que quieres recargar en la tarjeta (mínimo 5€) y el método de pago (puede ser en efectivo o con tarjeta PIN holandesa o VISA y listo).

- Check in y check out: Pasar la tarjeta por un lector al entrar en el transporte público y al salir. Cuando pasas tu tarjeta OV por el lector se hace Check-in y automáticamente se carga en tu tarjeta el máximo coste por trayecto, unos 4,5 euros. Este dinero queda, por decirlo de alguna forma, bloqueado. Así, es muy importante volver a hacer el Check-out a la salida ya que tu balance entonces se ajustará para que pagues sólo en relación con el trayecto que has hecho.

- Si olvido hacer el Check Out: Se te cobrará como si hubieras hecho el máximo de trayecto. A veces no te olvidas de hacer el Check-out pero el sistema falla. Para estos casos, los holandeses que son muy apañados, han puesto a la disposición del usuario algunos formularios de reclamación (eso sí, sólo disponibles en holandés).

- Trasbordos: Si cambias entre líneas de tranvía, metro o autobús en un tiempo de 35 minutos (tienes que hacer el Check-out de tu primer transporte y volver a hacer el Check-in en el siguiente) te cuenta como un solo trayecto así que al pasar la tarjeta por el lector leerás Overtap ok. No te cobrarán dos viajes independientes.

- OV-Chipkaart y tren: Cualquiera de las tarjetas OV-Chipkaart puedes utilizarla en el transporte público y en los trenes NS.

En la página de GVB tienes toda esta información y más, por cualquier duda que te pueda surgir.